Agrandado con Papitas y Gaseosa


Unas papitas por los perros de la calle
11 septiembre 2012, 11:41 AM
Filed under: Uncategorized

Imagen

 

 

Ayer, estando en la casa de mi novia, relajados viendo House MD, de pronto, mi novia gritó: “Atropellaron al perrito!”, inmediatamente salimos y efectivamente lo habían atropellado, era “Negro”, el perro del barrio, fue embestido por una vecina de la cuadra que tenía una SUV Mitsubishi, muy alterados y preocupados, revisé que estuviera vivo, cuando me di cuenta que estaba respirando, mientras lo alzaba para meterlo en el carro, regresó la vecina, muy despreocupada, diciendo que no había podido parar porque tenía que ir al aeropuerto, al ver la insistencia y desesperación de nosotros por salvarle la vida y cargarlo en el carro, en cierto modo reaccionó y lo único que se le ocurrió decir fue… “yo corro con los gastos…”, cómo quien dice, ustedes llévenlo, preocúpense, lloren que yo me encargo de la plata…

En fin, íbamos con las luces intermitente, pitando y pidiendo campo a los carros para que nos dejaran pasar, fuimos a 3 veterinarias y, por más que tocamos y gritamos, las 3 estaban cerradas… Conseguimos el teléfono de un doctor que va a las emergencias, al lugar donde ocurren, el problema era que no podía ir ya que estaba en otra emergencia y fue en ese momento que miramos a “Negro” y ya se nos había ido, el sentimiento fue impactante, doloroso, ansioso… Impotente.

Sé que mi Blog trata sólo de cosas positivas y aunque fue un momento un poco amargo el amor que sentí por un perro desconocido fue increíble, todo fue automático, sin asco, sin duda lo tomé en mis brazos y corri por ayuda.

 
Esto me lleva a una conclusión muy enfatica y que se las quiero decir como consejo… Por favor, si atropellan o presencian un atropello de cualquier especie animal y no tienen la disponibilidad o el dinero para que se recupere, por favor no dejen que muera sólo, acompáñenlo, denle un poco de cariño en sus últimos minutos, sé que el apoyo incondicional que tienen ellos hacia nosotros se vera gratificado por ese gesto humano y considerado que les demos en esos últimos minutos de vida…
 
Gracias a mi novia y a mi cuñado por preocuparse y ayudarme con el entierro y sentir ese amor por los perros de la calle.