Agrandado con Papitas y Gaseosa


“Ideal de Feminidad”.
11 diciembre 2009, 2:15 PM
Filed under: Uncategorized

Por esos días fue la extraña, controversial y particular marcha en contra de la comunidad homosexual y tras opinar bastante sobre este tema junto a otras tres grandes amigas, finalmente llegamos al punto del cambiante e intransigente tema del Feminismo y el Machismo y tras una extensa, ardiente y placentera discusión conseguimos la siguiente conclusión:

-El feminismo y el Machismo están en igual grado de importancia siempre y cuando permanezca viva su esencia-.

Como lo he pronunciado infaliblemente en Posts anteriores, mis ojos ven al inigualable genero femenino, no como una simple y sencilla mujer, si no como una respetable y elegante dama, como algo delicado y frágil. Una fragilidad que si se irrumpe, el costo seria irreversible y el daño irreparable. Mi mente piensa ciegamente que una mujer no debe hacer trabajos forzosos, o bien de hombres, como muchos aclaman,  por el contrario, pienso que al realizar este tipo de labores ellas se están rebajando a hacer una tarea que no les corresponde ni les corresponderá.

Nos encontramos en un glorioso momento en el cual la mujer tiene igual o mayor poder que el mismo hombre, sin embargo, sería excesivo si se llega al punto de “me vale por que a nadie le tiene que importar”, así lo dijo una activista feminista en pasados días refiriéndose a que la mujer se podía vestir como hombre por el hecho de que tenia mucho más poder que en años anteriores dejando como consecuencia una irrelevancia para los demás.

Según Wikipedia.com la “Feminidad es un concepto que alude a los valores, características y comportamientos aprendidos por las personas. Tiene su contrapartida en el concepto de masculinidad. El concepto de feminidad también se ha desarrollado como “ideal de feminidad” en el sentido de un patrón o modelo deseable de mujer”.

Esto nos lleva a arraigar el supuesto por esta errónea “feminista” y por el contrario nos da la valiosa oportunidad de afirmar con coraje que la feminidad es algo imperdible al igual que la elegancia creada y expresada por una dama.

Es una estación donde los géneros se interrelacionan y al mismo tiempo se independizan, sin embargo, es nuestro gran e importante deber el hacerlo con total armonía y respetando la esencia y aroma de cada sexo por que al fin y al cabo… Yo soy masculino y pues… tu eres femenina.